• Paulina

La micro boda de una Wedding Planner

Actualizado: ago 4



Samantha lleva 8 años trabajando como Wedding Planner y este año le tocó planear su propia boda. Como muchas otras parejas que han enfrentado los obstáculos que ha traído la pandemia, ella y su ahora esposo lograron vencerlos y encontrar una manera especial y única de festejar su amor junto con todos sus seres queridos.


El plan inicial era una boda destino en Mayo 2020. Escogieron hacerla en Acapulco con 250 invitados. Se imaginaban una boda con todos sus seres queridos, amigos y compañeros de trabajo.


Finalmente en Julio, decidieron hacer una micro boda con la intención de festejar su amor y cuidar a sus familias. “Fue una decisión super difícil per con tanta incertidumbre, no sabíamos qué iba a pasar entonces decidimos hacer nuestro civil como una micro boda, cuidando cada detalle y disfrutando cada segundo."


La micro boda fue en casa de sus suegros “tienen un jardín super lindo, decidimos ahí porque nos sentíamos seguros.” Invitaron a 35 personas y realmente hicieron una mini versión de una boda.



Para el banquete contrataron comida, meseros, servicio de coctelería y hasta pusieron mesa de dulces. Para la decoración contemplaron todo: mobiliario, flores y una carpa super linda. Decidieron usar al DJ que habían contratado para la boda que tenían pensada en Acapulco para mantener el ambiente de fiesta.


Para hacer la experiencia especial y continuar con los protocolos de salud a cada invitado le entregaron un kit con cubreboca, gel y spray sanitizante. Dentro del kit venía una frase (como "Let it be", "No nos conocimos nos reconocimos", "Llevaba toda la vida soñando contigo"). También eligieron con detalle el menú y los postres que querían ofrecer.


Claro que la salud de sus familias era una de las principales prioridades así que para cuidarse le pidieron a sus invitados que estuvieran aislados durante 10 días antes de la boda. "Mandamos un comunicado por Whastapp a nuestros invitados con todo lo que solicitábamos, muchos aceptaron y cumplieron, otros no." - nos cuenta Samantha.




El uso de cubrebocas fue opcional y al llegar cada uno de sus invitados les daban gel y respetaron la sana distancia para el acomodo de lugares.


Por último Samantha nos comparte que tener una micro boda para festejar su boda civil fue la mejor decisión de sus vidas “Nos quitamos los miedos, el qué dirán y simplemente fluimos. Aprendimos a vivir el aquí y el ahora en todo momento. Todo fue perfecto, estuvieron las personas que tenían que estar.”




Después de la increíble experiencia que vivió quiere seguir ayudando a parejas a organizar festejos únicos y especiales que estén llenos de significado. Si tu boda se ha visto afectada por las circunstancias que trajo la pandemia a nuestras vidas Samantha te comparte esto que ha aprendido:"Disfruta todo lo que la vida te da, vive el momento y recuerda que menos es mas."



Si estás pensando en hacer una micro boda ojalá esta historia te anime a saber que sí se puede lograr una celebración especial.


171 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo