• Paulina

Evita estos 6 errores con tu fotógrafo


Foto de Garelli Fotografía


Una de las preguntas que más me gusta hacerle a las novias que ya se casaron es que me cuenten lo que hubieran hecho diferente. Uno de los temas más comunes son temas con los fotógrafos.


Aquí te comparto los 6 puntos de los que más se arrepienten las novias:


No me cae bien

A lo mejor estás contratando un fotógrafo porque te encanta su trabajo, pero igual y no es tu persona favorita. Un tema super recurrente es que me cuentan novias que la pasaron mal porque de verdad no hacían clic con la persona que los estuvo fotografiando y acompañando en los momentos más críticos. Sobre todo como novia, si te van a tomar fotos mientras te terminas de arreglar es cuando más nerviosa puedes estar. Para evitar esto te recomiendo que tengas por lo menos 1 cita en la que te sientas a platicar un buen rato con la persona que va a estar cubriendo el día de tu evento para no llevarte sorpresas sobre su personalidad ese día.


Llegó alguien más

Es común que los fotógrafos trabajen con un equipo de personas y esto puede ser una gran ventaja ya que no toda la responsabilidad recae sobre una persona y entre todos logran capturar momentos perfectos. Pero es importante que sepas desde el principio si este es el caso a la hora de que están viendo el trabajo que te presenta el fotógrafo. He tenido muchas novias que me cuentan que no tenían ni idea de esto y que ni si quiera llegó el fotógrafo que habían contratado, llegó alguien más y no se sintieron cómodas en el momento y estaban preocupadas por el trabajo final, sin saber si quedaría como ellas lo habían imaginado. Para evitar esto te recomiendo preguntarle a tu fotógrafo y que te expliqué quién se encargará de qué. Si alguien más va a cubrir fotos en momentos importantes como la sesión de novios o de ustedes arreglándose pídanle conocer a la persona antes para estar tranquilos de que sea alguien de su agrado.


Llegó tarde

Eso es absolutamente imperdonable y van dos novias que me cuentan esto: sus fotógrafos llegaron tarde y retrasaron todo el itinerario causando estrés innecesario. Para evitar esto te recomiendo que pidas recomendaciones de otras personas para saber si no ha quedado mal antes. Claro que a veces suceden cosas y hay imprevistos pero un buen fotógrafo siempre se programa para llegar por lo menos 30 minutos antes de la hora en la que lo citaron para estar listo desde antes.


Tuve que esperar mucho

Una vez que pasa la boda tu fotógrafo es de las pocas personas con las que seguirás en contacto para la entrega final. Esta es la queja más común: tardaron meses en entregarme mis fotos. Para evitar esto habla con tu fotógrafo desde antes de contratarlo para saber cuánto tiempo van a tardar en entregarte todo. El proceso de edición puede ser tardado y a lo mejor necesitas esperar un par de semanas (o meses). Siempre y cuando sepas esto y esté estipulado en el contrato te puedes programar mentalmente para la espera.


Faltaron fotos importantes

Esto es de lo peor que puede pasar. Por fin te entregan el material y te das cuenta de que faltó una foto con tu tía, prima, abuela o con algún amigo. Para evitar esto te recomiendo hacer una lista de todas las fotos que quieras y organizar junto con tu fotógrafo los tiempos de las sesiones de fotos programadas para que no falte nadie. También no olvides avisarle a toda la gente involucrada en las sesiones para que estén a la hora y lugar correcto.


Ojos cerrados

Esto es algo que puede suceder sobre todo en las fotos con muchas personas. Para evitarlo platica con tu fotógrafo desde antes para que tome varias fotos cuando son con muchas personas y que revise antes de que se separen todos si hay una buena.


Con estos puntos estás más que lista para tener las mejores fotos para tu boda.

0 vistas

© 2020 YoComprometida.

  • Facebook
  • Instagram